La huella eterna de Roma en Aragón

ARAGÓN CONSERVA NUMEROSAS HUELLAS DE SU PASADO ROMANO QUE SON MUESTRA DE LA ENORME INFLUENCIA DE ESTA CULTURA EN NUESTRO TERRITORIO. DESDE TERMAS HASTA ACUEDUCTOS, DESDE PRESAS HASTA MAUSOLEOS, DESDE PEQUEÑAS VILLAS HASTA GRANDES CAPITALES, LA VARIEDAD DE RESTOS ROMANOS EN ARAGÓN ES MANIFIESTA Y EN ESTE ARTÍCULO TE INVITAMOS A DESCUBRIRLA

En la zona norte de nuestra comunidad se localizan varios yacimientos de época romana. La actual Comarca de las Cinco Villas estuvo fuertemente romanizada y poblada por ricas familias dedicadas a la producción y comercio agrícola del cereal.

Cerca de Sádaba pueden verse los restos del Mausoleo de la Sinagoga y del Mausoleo de los Atilios, también conocido como Altar de los Moros.

Uncastillo. Restos romanos de Los Bañales. Acueducto. Julio E. Foster©. 9-3-03

En Uncastillo, se encuentran los restos de una de las ciudades residenciales más importantes de la zona: Los Bañales, donde se conservan partes del foro, del templo, de las termas, así como 32 imponentes pilares de un acueducto.

En la provincia de Huesca también destaca el Yacimiento de Labitolosa en la Puebla de Castro, donde pueden visitarse los restos de la Curia y las termas de la ciudad hispanorromana.

Yacimiento arqueológico Los Bañales, Uncastillo- Archivo del Gobierno de Aragón

El Valle Medio del Ebro y los territorios aledaños destacan por la abundancia de asentamientos de época romana que allí se conservan.

En la zona más occidental, que hoy comprende las comarcas de Tarazona y el Moncayo y Campo de Borja, se localizaban las ciudades de Turiaso (Tarazona), Bursau (Borja) y la conocida en la actualidad como El Convento (Mallén), cuyos restos arquitectónicos, escultóricos o cerámicos denotan la importancia de estos asentamientos en época romana.     

        

Teatro Romano de Zaragoza, foto de Turismo de Aragón

La actual ciudad de Zaragoza fue fundada en el año 14 a.C. por Augusto como Caesaraugusta y se erigió como capital del convento jurídico del mismo nombre. Se conserva parte de la trama urbana de la ciudad romana, así como sus murallas.

Los restos de los edificios más significativos de la ciudad se conservan en los distintos museos arqueológicos: Museo del Foro, Museo del Puerto Fluvial, Museo de las Termas Públicas y Museo del Teatro Romano.

Siguiendo el curso del río Ebro, tras dejar Zaragoza, nos encontramos con el Yacimiento de La Corona (Fuentes de Ebro), un pequeño asentamiento republicano abandonado en la segunda mitad del siglo I a.C.

En Velilla de Ebro se localiza la Colonia Celsa, principal ciudad Valle Medio del Ebro antes de la fundación de Caesaraugusta y que cuenta con un centro monográfico sobre el yacimiento.

Otro de los yacimientos que cuenta con un centro de interpretación es el de Cabezo de Alcalá (Azaila, Teruel), ciudad ibero-romana arrasada durante las Guerras Sertorianas.

Lépida Celsa, en Velilla de Ebro, foto de Turismo de Aragón
Cabezo de Alcalá, en Azaila, foto de Turismo de Aragón

En la Comarca de Bajo Aragón-Caspe se localizan dos de los monumentos funerarios más relevantes de la Comunidad Autónoma: el Mausoleo de Miralpeix en Caspe y el Mausoleo de Fabara.

En la parte más oriental de la zona, en la localidad de Fraga (Huesca), se encuentra la conocida como Villa Fortunatus, que perteneció a una rica familia romana y de la que se conservan unos magníficos restos arquitectónicos, destacando sus pavimentos de mosaico.

Mausoleo de Fabara, foto de Turismo de Aragón

Al Sur de la Comarca de Zaragoza, en Botorrita, se halla el Yacimiento de Cabezo de las Minas, enclave en el que se asentó el núcleo celtíbero y romano de Contrebia Belaisca, que llegó a ser un importante centro administrativo y territorial.

En la Comarca de Campo de Belchite se sitúa la villa bajoimperial de La Malena (Azuara) donde fueron hallados magníficos mosaicos que en la actualidad se explican en el Centro de Interpretación de la villa romana de La Malena.

Cerca de esta localidad encontramos una de las obras hidráulicas más importantes y mejor conservadas de la Hispania romana: la presa de Almonacid de la Cuba que regulaba el cauce del río Aguasvivas, destinando agua al regadío de la zona.

Presa de Almonacid de la Cuba, foto de https://viatorimperi.es/aragon/

En la Comarca de Calatayud se encuentran dos de los yacimientos más sobresalientes de Aragón. A unos kilómetros de Calatayud se levantan los imponentes restos de la ciudad de Bílbilis, entre los que destacan el foro, el teatro, las termas y varias casas como la de Ninfeo o la de la Fortuna.

En el Cerro del Villar, próximo a Monreal de Ariza, se situaba la ciudad celtíbera Arcóbriga, romanizada en época tardo imperial de la que se conservan, entre otros restos, las termas y el templo.

En la provincia de Teruel destacan en número las obras de ingeniería hidráulica. Así, sobre el cauce del río Pancrudo se sitúa el Puente de Entrambasaguas (Luco de Jiloca), que formaba parte de la calzada que unía Caesaraugusta (Zaragoza) con Castrelo (Cazorla) junto con el puente romano de Calamocha, éste último sobre el río Jiloca.

Dos de los yacimientos principales de la provincia son La Caridad (Caminreal) y el Cabezo de la Guardia (Alcorisa). Además, el Museo de la ciudad acoge entre sus colecciones un gran número de piezas procedentes de diferentes yacimientos arqueológicos de época romana en la provincia.

Información obtenida de https://viatorimperi.es/aragon/

Para poder realizar una ruta por estos y otros lugares interesantes en Aragón echa un vistazo a nuestras rutas o ponte en contacto con nosotros si necesitas que organicemos una propia para tu familia o tu grupo, estaremos encantados de crear y diseñar una experiencia a vuestro ritmo, te esperamos a bordo!

Published by David Gonzalvo

Life is now, life is here

%d bloggers like this: