Las saladas

EL COMPLEJO ENDORREICO DE SÁSTAGO Y LAS SALADAS DE BUJARALOZ ES UN ÁREA DE INTERÉS GEOLÓGICO ÚNICO Y QUE SIN DUDA MERECE LA PENA VISITAR, AL IGUAL QUE LA RESERVA NATURAL DE LAS SALADAS DE CHIPRANA, LA ÚNICA LAGUNA ENDORREICA DE AGUAS PERMANENCES DE EUROPA OCCIDENTAL.

Complejo endorreico de Sástago y Saladas de Bujaraloz

Este lugar representa los procesos de génesis de las diversas sales que comenzaron a finales de Terciario y cuyas acciones continúan activas, con menos intensidad, en la actualidad. También refleja el paleoclima dominante durante esa época. A menor escala tiene muchas similitudes con las salinas del desierto de Atacama en Chile.

Se trata de un lugar poco frecuentado por senderistas a nivel regional siendo un poco más importante para naturalistas y ornitólogos.

LAS SALINA DE LA PLAYA / RIBERA BAJA DEL EBRO / SÁSTAGO-BUJARALOZ, foto de Turismo de Aragón

Se llega saliendo de Bujaraloz por la A-230 en dirección a Caspe, a unos 800 metros, se toma la A-2105 y desde la carretera se puede observar la salada de la Playa, la más grande y recomendable para visitar. Si se toma el camino señalizado que parte desde esta carretera se puede llegar hasta varias construcciones de aprovechamiento de la salina que hoy se encuentran en estado de ruina.

Las condiciones extremas de la estepa monegrina y de las Saladas propician la existencia de una fauna de gran interés, adaptada a la falta de agua, temperaturas extremas y altas concentraciones de sal.

Destacan los invertebrados acuáticos, por su abundancia y singularidad, como los crustáceos. Entre ellos, Candelacypris aragonica, endémico de las saladas monegrinas, cuyo interés hace que se haya protegido de manera especial. Además, son un destino imprescindible para la observación de aves

Reserva Natural de las Saladas de Chiprana

Ocupa una superficie de 154,8 hectáreas y se localiza en el municipio de Chiprana, en pleno centro de la depresión del Ebro.

Salada de Chiprana, foto de Turismo de Aragón

Este Espacio Natural Protegido es un conjunto lagunar de excepcional valor, pues a su importancia geológica se añade una gran diversidad de flora y fauna. La reserva natural comprende las saladas Grande y de Roces, otras masas más pequeñas y transformadas por el regadío (estanca de Chiprana y Foya de San Blas) y varias cubetas colmatadas por carrizales (Prado del Farol y salada de San Marcos).

La característica principal que hace de las Saladas de Chiprana un enclave único es el endorreísmo, un fenómeno típico de regiones secas o semiáridas. Esto es que tiene una cuenca propia de régimen irregular, cuyas aguas no fluyen hacia el mar.

Salada de Chiprana, foto de Turismo de Aragón

La salada Grande, que alcanza los cinco metros de profundidad, es la única laguna endorreica de aguas salinas permanentes y profundas de Europa Occidental.

Sus especiales característicos y su excelente estado de conservación hacen que su lecho albergue un tapiz de microorganismos único, comparable a las primeras formas de vida en la tierra. En su entorno también se encuentran especies vegetales de especial valor y rareza, como el tomillo sanjuanero.

Entre la fauna destaca la variedad de aves acuáticas que habitan en ella. Las 55 especies catalogadas incluyen alguna que solo vive en medios salinos como el tarro blanco; también la visitan el chorlitejo patinegro y el zampullín cuellinegro.

Además de haber sido declarada Reserva Natural por el Gobierno de Aragón también fue incluida en la lista de Humedales de importancia internacional incluidos en el Convenio Ramsar.

Salada de Chiprana foto de Turismo de Aragón

Para más información, te puedes descargar aquí los folletos en español,

Published by David Gonzalvo

Life is now, life is here

%d bloggers like this: