El desierto de los Monegros

UN PAISAJE DE CARÁCTER DESÉRTICO, CONSECUENCIA DE LA ARIDEZ PRODUCIDA POR LAS BAJAS PRECIPITACIONES, EL VIENTO, LA EROSIÓN Y EL ENDORREÍSMO. HABLAMOS DE LOS MONEGROS, UNA AMPLIA ESTEPA SUBDESÉRTICA QUE OFRECE UN ESCENARIO DE BELLEZA INSUPERABLE, ESPECIALMENTE AL ATARDECER. SUS CARACTERÍSTICAS FÍSICAS LE OTORGAN LA CALIFICACIÓN DE PAISAJE ÚNICO EN EUROPA.

La Comarca de Los Monegros se encuentra en la Depresión del Valle del Ebro, en el centro de Aragón. Situada a escasos kilómetros de la ciudad de Zaragoza, una parte importante de la superficie no cultivada está protegida: 93.504 hectáreas, es Zona de Especial Protección para las Aves y Lugar de Interés Comunitario.

Los Monegros son un ecosistema singular, maduro, único en Europa, cuya riqueza biológica ha demostrado ser excepcionalmente importante en términos cuantitativos y cualitativos. La biocenosis documentada de los Monegros sobrepasa las 5.400 especies biológicas, cifra superior a la conocida de cualquier otro hábitat nacional o europeo, presentando el mayor índice de novedades taxonómicas (nuevas especies para la ciencia) de toda Europa en lo que va de siglo, con un alto grado de endemismos y citas únicas para el continente y con numerosos ejemplos de distribuciones biogeográficas y adaptaciones ecológicas novedosas de enorme interés científico.

LAS SALINA DE LA PLAYA / RIBERA BAJA DEL EBRO / SASTAGO-BUJARALOZ. Foto de Turismo de Aragón

Amplias superficies son ocupadas por áreas de vegetación natural que se intercalan con los campos de cultivo, destacando las estepas, las muelas o torrollones, los barrancos y las saladas. En estas superficies esteparias y en las cultivadas podrás ver bosques de pinos y sabinas que, en tiempos pasados, recubrían grandes extensiones, llegando a dar a la comarca el nombre de «Montes Negros».

A través de diversas rutas se puede admirar la belleza del paisaje monegrino. Una de ellas es la Ruta de los torrollones, que combina tramos en coche y a pie y que acercan a las tradicionales formaciones geológicas de la zona.

Laguna de Sariñena, Foto de Turismo de Aragón

La sierra de Alcubierre ejerce de columna vertebral de Los Monegros. Gracias a su altura, alberga una gran riqueza de pinares y encinas, así como de fauna, especialmente de aves rapaces. El contraste que se crea entre la sierra y el árido paisaje que domina el territorio monegrino es de una belleza extraordinaria.

Los Monegros, un lugar mágico

Dada su estratégica situación, tuvo un gran protagonismo durante la Guerra Civil, que dejó a Aragón partida en dos. En el bando republicano estuvo luchando el escritor británico George Orwell, que relató sus experiencias desde la trinchera en su libro sobre la contienda española, Homenaje a Cataluña. Ahora existe la posibilidad de seguir los pasos del afamado escritor recorriendo las defensas y trincheras recuperadas que conforman la Ruta Orwell. Y si para saber un poco más, solo hay que acer hasta el Centro de Interpretación de la Guerra Civil en Aragón, en Robres.

Sierra de Alcubierre, en los Monegros, foto de Turismo de Aragón

Ya hemos dicho que Los Monegros es una tierra de contrastes. Prueba de ello es que a pesar de que aquí se extiende el mayor desierto de Europa, también se encuentran muchas lagunas, saladas y balsas. La más famosa es la Laguna de Sariñena, una de las lagunas saladas más grandes de España y una de las que mejores condiciones ofrece para la observación de aves acuáticas en Aragón. De hecho, en los últimos 15 años, se han observado más de 200 especies, y en ella invernan cerca de 12.000 aves migratorias. Una visita a la laguna al amanecer o al atardecer es una experiencia memorable.

Bienes de Sigena, Foto de Turismo de Aragón

Muy cerca, en Villanueva de Sijena, descubrimos uno de los mayores tesoros artísticos de la Comunidad: el Monasterio de Sijena. De estilo románico, destaca por su impresionante portada. Alberga los sarcófagos de miembros de la familia real de Aragón. En esta localidad también podrás visitar el museo y la casa natal de Miguel Servet, uno de los científicos y teólogos más ilustres y reconocidos del siglo XVI.

MONASTERIO DE VILLANUEVA DE SIGENA / COMARCA DE LOS MONEGROS. Foto de Turismo de Aragón

En Monegrillo, el “mar de tierra”, tal y como lo bautizó el director Bigas Luna, ha sido desde hace años escenario de rodajes, entre los que destaca “Jamón jamón”, película que inspiró la ruta del mismo nombre que, partiendo de la localidad, recorre los enclaves más destacados del filme. Su casco urbano, además, resulta uno de los más interesantes del recorrido, presentando una imagen típicamente monegrina. Aquí encontramos edificios como el Granero de la Diezma, la iglesia barroca de Ntra. Sra. de la Asunción (s. XVII), o las casas de Rocañín y Panivino, representativas de la arquitectura civil aragonesa. Precisamente esta última alberga el Centro de Interpretación de las Estepas.

Trailer de Jamón, Jamón, con unos jóvenes Javier Bardem y Penélope Cruz

Finalmente, Farlete, al que se llega por una de las carreteras más míticas y rodadas de España, protagonista de cortos, anuncios y videoclips por sus largas rectas en medio del paisaje estepario más genuino de Aragón. Antes de entrar en la localidad, destaca, al pie de la sierra, el santuario de la Virgen de la Sabina, un bello edificio de fachada barroca, en perfecta sintonía con el paisaje, y que marca el camino que da acceso a las cuevas y ermitorios de San Caprasio, en el punto más alto de la localidad, desde donde se divisa este paisaje tan único como irrepetible.

Published by David Gonzalvo

Life is now, life is here

%d bloggers like this: